La Corte de Apelaciones de Arica rechazó hoy el recurso de nulidad presentado por la defensa y confirmó la sentencia que condenó a Cristián Alejandro Gutiérrez Bordones a la pena de 10 años y un día de presidio, en calidad de autor del delito de robo con violencia. El ilícito fue perpetrado en mayo pasado, en la calle Chacabuco de la ciudad.

En fallo unánime, la Segunda Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Pablo Zavala Fernández, Mauricio Silva Pizarro y el abogado (i) Vladimir Bordones Garrido– rechazó la acción judicial que pretendía la nulidad del juicio oral y de la sentencia dictada por el Tribunal de Juicio Oral en lo Penal Arica, el 26 de diciembre pasado.

“(…) esta Corte estima que el fallo recurrido no presenta el vicio de nulidad que le atribuye la defensa del imputado Cristián Alejandro Gutiérrez Bordones, pues, analizada la prueba producida en el juicio, ésta resulta apta para inferir, conforme los razonamientos efectuados por el tribunal de la instancia, los hechos que describen, sin que en tales razonamientos o inferencias se observe un abandono a los límites impuestos por la ley”, sostiene el fallo.

La resolución agrega que: “(…) las conclusiones fácticas que obtiene el tribunal como lo especifica en la sentencia, se encuentran debidamente sustentadas en la prueba a que hace referencia, habida consideración que como se indica, el funcionario policial don César Alejandro Vidal Uribe, declaró “que los imputados fueron reconocidos por la víctima que llegó al lugar …”. Como puede apreciarse tales antecedentes probatorios, unidos a los restantes que señala el tribunal resultan suficientes y coherentes para sustentar de forma racional las conclusiones fácticas a que llegaron los jueces de la instancia y que la recurrente impugna”

La sentencia confirmada dio por acreditado, más allá de toda duda razonable, que en horas de la madrugada del 4 de mayo de 2017, Cristóbal López Zavala fue interceptado por Cristián Alejandro Gutiérrez Bordones y  Brian Arturo González Ramos –condenado en la causa a 7 años de presidio– cuando abordaba su vehículo que se encontraba estacionado en calle Chacabuco, lugar donde lo agreden con golpes de pies y puño, para luego apoderarse y darse a la fuga a bordo del automóvil, siendo detenidos por personal de Carabineros cuando intentaban huir a pie, tras dejar el móvil en la avenida San Ignacio de Loyola.

Comentarios

comentarios