La Corte de Apelaciones de Arica rechazó hoy –jueves 13 de mayo– el recurso interpuesto por  la defensa y confirmó la sentencia que condenó a O.S.G.G. a la pena de 400 días de presidio efectivo, en calidad de autor del delito consumado de cuasidelito de lesiones graves gravísimas en contexto de violencia intrafamiliar. Ilícito perpetrado en abril del año pasado, en la costanera sur de la ciudad.

En fallo unánime (causa rol 139-2021), la Segunda Sala del tribunal de alzada –integrada por los ministros Marcelo Urzúa Pacheco, María Verónica Quiroz Fuenzalida y Claudia Arenas González– confirmó la sentencia dictada en procedimiento abreviado, por el Juzgado de Garantía de Arica, el 29 de abril recién pasado.

“Que, de la lectura del considerando quinto del fallo impugnado, que contiene los argumentos que tuvo en consideración el juzgador para calificar las lesiones sufridas por la víctima, de tres meses de vida al momento de la ocurrencia de los hechos, se advierte que éste consideró los antecedentes aportados por la Fiscalía, señalando ‘que el bebé quedó con secuelas de epilepsia y que además sufre de un desarrollo sicomotor’, concluyendo que el daño o déficit sicomotor se encuentra incluido dentro de la hipótesis del artículo 397 N°1, esto es, ‘impedido de algún miembro importante’”, sostiene el fallo.

El fallo ratificado dio por establecido, más allá de toda duda razonable, que en horas de la mañana del 10 de abril de 2020, en el sector de la playa La Lisera, en la avenida Comandante San Martín de la ciudad de Arica, O.S.G.G., premunido de un tubo de un quitasol, tras sostener una fuerte discusión con su conviviente, la agredió, mientras mantenía al hijo de ambos en brazos, menor que a dicha fecha tenía tres meses de edad.

El acusado le propino golpes con el tubo a su pareja en la cabeza y cuerpo, provocándole policontusiones de carácter leve. En dicho contexto, el sujeto la empujó, cayendo la víctima al suelo, recibiendo el lactante todo el impacto de la caída en la cabeza.

A consecuencia de esta acción negligente, el menor sufrió un TEC complicado, fractura parietal izquierda, fractura parietal derecha, hemorragia subrainode, hematoma frontal izquierdo y daño absorial, las cuales dejaron con secuelas de desarrollo sicomotor, más epilepsia estructural. Lesiones potencialmente letales y de carácter graves gravísimas.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here