La Unidad de Análisis Criminal de la Fiscalía de Arica formalizó este jueves y logró la prisión preventiva del sexto y último imputado, miembro de una organización criminal que adquiría vehículos robados en portonazos y encerronas en la Región Metropolitana, para posteriormente comercializarlos en Bolivia.
R.O.G (44) se suma a otros cinco imputados integrantes de esta banda, que ya se encuentran formalizados y de los cuales dos se mantienen en prisión preventiva y el resto con medidas cautelares de arraigo y firma, en el marco de una investigación trabajada junto a la sección O.S.9 de Carabineros.
Todos fueron imputados en calidad de autores de los delitos de receptación de vehículo motorizado en grado de reiterado, asociación ilícita y uso o falisificación de instrumento público.
El trabajo investigativo estableció que dicha organización operaba desde mediados del año 2020 y era liderada por los imputados Luis Olivares Gallardo y Hans Luttecke Nova. De esta manera, y aprovechando el contacto que tenían con varias bandas delictuales dedicadas a la sustracción de vehículos mediante encerronas y portonazos, gestionaban la adquisición de estos móviles, para luego “blanquearlos” con placas patentes de otros otros vehículos de similares características y documentos falsificados y sacarlos, por pasos fronterizos clandestinos, hacia Bolivia.
La red la componían, además, un hijo, un sobrino y dos hermanos del líder Olivares Gallardo, quienes cumplían distintas funciones operativas, desde conducir los vehículos desde la zona central hasta la zona norte y de ahí hasta la frontera con Bolivia, además de labores de vigilancia en el trayecto.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here